Base imponible

La base imponible del IVA, como de cualquier impuesto, es la cuantificación o valoración monetaria del hecho imponible.

La cuantificación de las cuotas que deben ser objeto de repercusión se obtiene aplicando a la base imponible el tipo impositivo correspondiente. En esta cuantificación cobra especial relevancia el cálculo de la base imponible ya que por primera vez en el Impuesto se produce la valoración económica de los diferentes conceptos que intervienen en el cálculo del IVA.

En relación con las entregas de bienes y prestaciones de servicios, la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (en adelante, LIVA) establece en los artículos 78 y 79 una regla general y otras especiales, respectivamente, para el cálculo de la base imponible.

La regla general, contenida en el artículo 78.Uno de LIVA, establece que la base imponible del Impuesto será el importe total de la contraprestación de las operaciones sujetas al mismo procedente del destinatario o de terceras personas.